Cafecito
Imagen de portadaImagen de perfil

Albañilas Deconstrucción

Comunidades
Colaborar

El conocimiento es compartido

Desde el compañerismo y las ganas de que todos los días podamos crecer como grupa, aprendemos de nuestrxs compañerxs e intentamos buscar respuesta a los problemas que se nos presentan. Intentamos romper con el molde de la meritocracia. Si podemos tomar responsabilidades que nos representen podríamos expandir nuestro conocimiento desde la experiencia propia y de nuestrxs compañerxs. La confianza es un recurso que no debe escasear, ya que depende de ello que cada singularidad pueda abordar su tarea de forma autónoma. No absolutizar ni simplificar las identidades individuales, sino alimentar la identidad colectiva por medio de la incrementación de nuestras potencias. Tomamos el trabajo como una responsabilidad política, construimos y demolemos nuestros prejuicios, nuestras ideas, e intentamos colectivamente enriquecernos de lo que cada unx tiene para dar a la grupa. Tomamos el debate como camino para el crecimiento y la acción directa para transformar nuestros ideales de vida.
Ver más

El Barrio es nuestro refugio

Habitamos el territorio del sur del Conurbano Boraerense de BuenosAires, en la localidad de Remedios de Escalada, formamos parte de un espacio cultural (El Barrio cultural) donde se encuentra nuestro Pañol. TRANSformamos el “TRABAJO” en “ACCIÓN” o TRAVAJO”. De la demanda que nos llega, la que nos resulta inviable abordar en su totalidad, elegimos guiadas por nuestro DESEO y consciencia colectiva. En Asamblea, cada área recolecta la información necesaria para accionar autónomamente en intención colectiva. La proyección impulsa la participación colectiva. Creamos un espacio que posibilite diversas perspectivas para llegar a las propuestas que se adecuen a las necesidades de cada singularidad . Esto está atravesado por los recursos económicos y humanos con los que contamos, y teniendo en cuenta la participación de quien nos convoca, desdibujando los roles jerárquicos de la construcción “NORMAL”, acompañando a los diversos actores a participar desde roles necesarios pero no Jerárquicos. Donde el “cliente” (a quien preferimos llamar “Albañila 0”) no tiene el poder absoluto que le otorga su capital, el Arquitecto el que le otorga la academia y la mano de obra que le otorgas la corporalidad asociada a la fuerza. Nuestros roles se desdibujan, transmutan, se vinculan multidireccionalmente, sin escalas, en movimiento.
Ver más

Existimos porque resistimos

Albañilas existe porque existe una necesidad. Como trabajadorxs de la construcción entendemos que el rubro está liderado por los varones y que existe una estructura social que nos deja por fuera de estos espacios de aprendizaje de oficios, No sentimos que el género condicione la deconstrucción, como tampoco la capacidad de crear nuevas formas de afectación, pero como sabemos que el mundo de la construcción es tan hostil para todas las personas que no se auto-perciben varones cis, priorizamos a quienes no lo son para los grupos de trabajo. Es por esto que decidimos juntarnos y consensuar en asamblea otras formas que nos representen y que hagan de éste un aprendizaje y no una obligación. Así como también, pensamos en cómo no seguir reproduciendo a precarización laboral y explotación de nuestros cuerpos.
Ver más