Cafecito
Imagen de portadaImagen de perfil

Diego Cristaldo

Escritura y literatura
Invitame un Cafecito

Amor en tiempos de barbijos

-¿Ya te vas?- preguntó ella tomándole la mano. -Sí, tengo que irme a trabajar- respondió él cortantemente. -No vayas- dijo ella mirándole tiernamente a los ojos. -No puedo quedarme- le dijo él sonriendo- me necesitan. -Yo también te necesito, quédate- le dijo ella. -¿Y quién va a pagar las cuentas? ¿Cómo vamos a comprar comida?- le dijo él con la voz esta vez más firme. -Igual, quédate- le dijo ella frunciendo el ceño. -No, me tengo que ir- le dijo él mientras intentaba que le soltara la mano- tengo que cuidar a las abuelitas. -Bueno, pero solo porque las abuelitas son muy lindas- le dijo ella sin dejar de soltarle la mano- ¿Y a mí quien me va a cuidar? -Para eso está Terry- él señaló a un pequeño perrito que estaba acostado en un almohadón, este al escuchar su nombre comenzó a mover su cola de emoción. -Ven aquí Terry- dijo ella soltándole la mano y alzó al perro que jadeaba contento-¿Cómo está la abuela Marcia? -¿La abuela Marcia?- él hizo una pausa incomoda y miró hacia un costado con tristeza-bien, la abuela Marcia está bien. -Bueno- dijo ella sin querer preguntar más. -Me tengo que ir- dijo él -Si está bien- dijo ella sin oponerse esta vez. -Adiós, te quiero- le dijo él. -¿Llevas barbijo?-preguntó ella. -Sí, lo tengo- respondió él. -¿Y el alcohol?-preguntó ella. -Sí, lo tengo- respondió él. -Cuídate- le dijo ella. -Sí, si- le dijo él. -Te quiero- le dijo ella. -Yo también- le respondió él. -Chau- dijo ella. -Chau-dijo él y cerró la puerta para irse a trabajar en el hospital. FIN
Ver más

Poema a la niña

Caminando en la madrugada Tras una noche, no tan calmada Veo las silenciosas casas En mi solitario caminar Y después de tanto andar Me pregunto ¿Podría entrar? Ser una hormiga y no molestar Dormir en el patio o en la cama De la pequeña dama Que tuvo que viajar… No tengo a donde volver Tal vez podría querer La señora de la casa Dejarme entrar y protegerme No tendrá que quererme Tampoco tendría que verme O en sus brazos tenerme Debo encontrar la calma Sanarme un poco el alma Y evitar para siempre perderme… Ha pasado tanto tiempo Lo veo en el espejo, no miento Es ahora grande mi casa He cambiado la sabana De la cama, debajo de la ventana Del cuarto que da a la entrada Y he esperado esta mañana Verme a mí misma andando en la calle Pequeña niña, ya no desmayes En este hogar podrás ser amada. Fin!!!
Ver más

Primer relato del blog: "Jonny Wilkinson, el caminante"

Aquí va mi primer relato, sin presentar mis credenciales, para romper el duro hielo de esta nueva aventura que es llevar un blog adelante. Espero que lo disfruten... "Allí va Jonny Wilkinson caminando errante descalzo por el desierto, buscando el cruce de caminos, aquel que de boca de su abuelo escuchó hablar; su destino, hacer el pacto con el diablo. En su mano lleva una vieja escopeta winchester y dos balas, una bala para el diablo si el pacto fallaba, en cambio si el pacto triunfaba una bala era para el diablo y la otra para él." "Ay estos hombres que enfrentándose al diablo creen que pueden expiar sus pecados... ...se encontrarán los dos en el infierno bebiendo el mismo ardiente licor." Saludos a todos.
Ver más